PUBLICA EL MUNDO: 

 

BARCELONA | Más de 1.700 candidatos para 30 plazas

Revuelta de aspirantes al cuerpo de bomberos de Barcelona

  • Decenas de candidatos piden la impugnación del test piscotécnico
  • La nota de corte del test fue de un 9,6, alcanzada por 211 personas de 937
  • El consistorio garantiza que la prueba no se había realizado con anterioridad
  • CC.OO pide unas pruebas que garanticen la 'igualdad' de los aspirantes

 

Las oposiciones para lograr una de las ambicionadas 30 plazas de Bombero del Ayuntamiento de Barcelona se han convertido, para decenas de los 1.716 aspirantes, en un cúmulo de injusticias que les han llevado a pedir la impugnación de parte del proceso.

La polémica saltó tras la prueba psicotécnica realizada hace dos semanas y a la que llegaron, previa criba inicial, 937 candidatos. Tras el examen, únicamente 'sobrevivieron' 211. La razón no puede ser más contundente: la nota de corte se situó en un 9,6 sobre 10.

Un resultado tan elevado disparó las sospechas de aspirantes y sindicatos de que el test -DAT 5 de nivel 1, distribuido por la Editorial TEA- hacía tiempo que estaba en manos de decenas de opositores.

Además, según denuncian desde CC.OO, es el mismo que se ha utilizado en anteriores selecciones al cuerpo de la Guàrdia Urbana de Barcelona o, este mismo año, en oposiciones para cuerpos de bomberos de otros municipios del Estado. Así, en vez de ser una prueba en igualdad, los afectados consideran que la superan quienes, tirando de pillería, han sabido hacerse con el test "a través de contactos o de internet".

Según Raúl López de CC.OO, "una nota tan elevada sólo puede deberse a que algunos de los aspirantes tuvieran de antemano el test". Dicha acusación, además, se ha convertido en causa de un encendido debate en los foros de internet donde los candidatos intercambian información sobre las oposiciones. Precisamente fue en uno de estos foros [bombers.es] donde se fraguó el escrito enviado al Síndic de Greuges y la Síndica de Barcelona en el que se reclama la impugnación de una prueba que no respeta "los principios de igualdad, mérito y capacidad".

Consultado por este medio, el Ayuntamiento ha salido al paso asegurando que el test aplicado este año "no se ha utilizado para ningún otro proceso de selección de Bomberos o Guàrdia Urbana". Añaden, además, que la elevada nota de corte responde al estricto cumplimiento de la normativa por la cual sólo pueden acceder a las pruebas físicas siete candidatos por cada una de las plazas.

Las dudas sobre la mencionada prueba, sin embargo, no se detienen ahí. Según han denunciado los promotores de la impugnación, y ha admitido a este medio el propio Ayuntamiento, hubo un "error" a la hora de determinar la duración del examen.

Según ha trascendido, en una de las aulas se otorgó 10 minutos más de lo reglamentario a los aspirantes para realizar el test. Esta situación obligó al tribunal a extender la medida al resto de candidatos, quienes para entonces ya habían rellenado todas las casillas conscientes de que los errores no penalizan. Según uno de los afectados, "aunque nos dieron los 10 minutos era imposible detectar dónde habías fallado por las prisas".

Otro de los aspectos denunciados es la falta de anonimato de las pruebas, al contrario de lo que sucede, por ejemplo, en las oposiciones a Bombero de la Generalitat. Así, en las pruebas de Barcelona el tribunal sabe en todo momento a quién corresponde el examen que debe corregir.

Pese a las protestas, el Ayuntamiento rechaza la posibilidad de que vaya a repetirse una prueba cuyas "bases de la convocatoria son conocidas por todos y todas las aspirantes".

Para los candidatos que no podrán realizar este domingo las pruebas físicas y bomberos profesionales, las quejas y los problemas se volverán a repetir una y otra vez si el consistorio "no arregla unas oposiciones claramente injustas".

 

 

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/25/barcelona/1301044227.html

 
 
 
Back to top